El procedimiento está bien, pero nos falta hacer la llamada

Nosoloaytos

Imaginen que servicios sociales debe notificar una resolución administrativa en relación a un expediente de concesión de una ayuda a una señora afectada de Alzheimer. Se le notifica personalmente en su casa, porque allí se encuentra, y el funcionario de correos o el ordenanza le recoge robóticamente la firma para su “recibí”, ese papelito rosa que acaba en el expediente (antes grapado y ahora se supone que digitalizado). Pasan los meses y la ayuda no llega, porque en la resolución, la cual por desgracia tampoco conoce ningún familiar suyo porque quizá la señora está sola o simplemente porque olvidó informar de su existencia, se indica algún tipo de conducta activa por parte del beneficiario para poder percibir dicha ayuda. No hace falta que adelante el trágico final.

Ver la entrada original 454 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s