De “testador” a “causante” (cuando el testador fallece)

El Blog del Notario

   No todos los testamentos son iguales, o, al menos, en el mundo kelseniano del deber ser, en la mente de los legisladores del Código civil no deberían ser iguales. Por desgracia, muchas veces, desde las propias notarías, nos hemos esforzado en estandarizar la máxima expresión de la última voluntad de una persona; bien porque en nuestra sociedad existe un patrón de lo que las personas normalmente quieren, bien por propia comodidad para el que plasma esa última voluntad o para el compañero que, posteriormente, al fallecer el testador, se enfrenta al reto de hacer la escritura de partición de herencia y templar los ánimos de los herederos que, por desgracia, no siempre están simplemente apenados por la falta del ser querido.

Ver la entrada original 986 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s